SANPEDROCRISOLEANDO ETAPA 67

ETAPA 67: SENDERO VALLE INFIERNO-LAS ALGÁMITAS

– 1 DE JUNIO –

15 KILÓMETROS

PARTICIPANTES: Nuestras queridas seños Bea, Carmela y Sonia, junto con Don Pedrito

La Unidad de Reparaciones 111/74 de San Roque (Cádiz), y en su nombre, Antonio, se despide de Don Pedrito y toman el relevo para la siguiente etapa nuestras seños en un lugar muy bonito y con un nombre muy inquietante el Valle del Infierno.

Comenzamos la etapa en el Sendero de Valdeinfierno. ¿Por qué creéis que recibe ese nombre?

A Don Pedrito le han informado de que hay dos teorías sobre su origen. La primera, se debe a la dificultad que tiene transitar por el sendero debido a su exuberante vegetación. La segunda teoría hace referencia a una cruel batalla entre musulmanes y cristianos que sucedió en este lugar. Sea cual sea el origen, es un sendero precioso que Don Pedrito ha iniciado con mucha ilusión.

Al poco de empezar, a Don Pedrito le llamó la atención el tronco de estos árboles. ¿Sabéis cómo se llaman? Donpe os da una pista: de ellos se saca el corcho.

El alcornoque es un árbol mediterráneo, que abunda tanto en esta zona, que se ha denominado el Parque Natural de los Alcornocales.

Continuando la etapa, hemos podido disfrutar de la compañía de varios animales, como estos caballos que se encontraban en distintos cortijos y dehesas.

Como nuestro sendero era de asfalto, Don Pedrito lo ha convertido en una pista fantástica para montar en monopatín. Al principio estaba un poco desorientado, menos mal que la seño Sonia le avisó de que iba en dirección contraria, y la seño Carmela le rescató.

 

Pero como Don Pedrito es todo un experto con el monopatín, ha cogido confianza al llegar al pantano y no ha controlado mucho la velocidad al bajar. Afortunadamente, la seño Sonia consiguió pararlo y todo se ha quedado en un susto.

 

 

Había un embalse precioso y Don Pedrito disfrutó mucho de las vistas.

 

Al volver al camino, se puso muy triste por lo irresponsable que son algunas personas con nuestro planeta. ¡Estaba muy indignado al ver toda esa basura en la naturaleza!

Así que decidió pasar a la acción: cogió una bolsa y se puso a recoger la basuraleza.

 

Después de recoger la basura, Don Pedrito se sintió mucho mejor para seguir disfrutando del embalse. Para muestra estas fotos que se sacó junto a las seños.

Ya en el final y tras una larga caminata, llegamos a las Algámitas. Al principio Don Pedrito estaba un poco confuso porque el paso estaba cerrado, pero tras preguntar en una venta, le confirmaron que era el final de la etapa.

Mientras esperábamos al siguiente participante, nos paramos a reponer fuerzas que nos lo hemos ganado.

¿Y quién dará el relevo en la próxima etapa a nuestras profesoras más internacionales, más inquietas, más bondadosas…?

Donpe da saltos de alegría al ver a nuestro querido director, ¡el profe Manolo y su primo Jesús!

 

¡Sin duda una etapa llena de bellos lugares, buenas enseñanzas y alegría!

Da gusto ir en tan buena compañía.

¡Muchas gracias por regalarnos esta jornada tan bonita seños Bea, Carmela y Sonia! ¡Etapa superada!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *