SANPEDROCRISOLEANDO ETAPA 42

ETAPA 42: CONSTANTINA – CAZALLA DE LA SIERRA. 7 DE MAYO. (ANGUS).

D.Pedrito se levanta con ganas de jugar y nos plantea una adivinanza: ¿Quién es la seño más artista del colegio, que publica cuentos, nos trae dulces vientos y nos hace danzar?…… ¡Correcto! Pues con la seño Angus realizará Donpe la cuadragésimo segunda etapa.

Lo tienen todo preparado: una flamante bici, avituallamiento y una mochila cargada de ganas e ilusión. Les esperan 18 kilómetros para compartir vivencias y disfrutar del que, en principio sería, un precioso día en plena naturaleza.

Se despiden de Constantina, una bonita localidad con gran valor histórico, y se adentran en la vía verde, un sendero que los llevará a Cazalla de la Sierra.

 

No les extrañó que al ser viernes y, día laboral, fueran pocas las personas que transitaban por ese sendero, pero descubrieron que era día de fiesta para toda la fauna local, se encontraron con lagartos, lagartijas y todo tipo de insectos, incluso alguno de desconocido origen.

Mientras D. Pedrito estaba encantado disfrutando de tan exótica compañía, la seño Angus avanzaba temerosa porque había escuchado en la radio que con la pandemia la presencia de animales salvajes en el campo se había incrementado, así que no sabía con qué más se podían encontrar.

D.Pedrito estaba feliz, el paisaje era maravilloso y le encantaba la alegría que desprendía la seño Angus, incluso en algunos momentos parecía querer arrancarse a entonar alguna cancioncilla. ¡Eres única, seño!

Hacen una breve paradita, D. Pedrito piensa por un momento que la seño Angus se dispone a grabar un nuevo vídeo de la flauta dulce. Es un fan incondicional suyo, hace memoria y cree que ya va por la nota fa, pero se da cuenta que el poco aliento que le va quedando a su intrépida compañera no lo puede malgastar.

Y cuando pensaban que ya se habían acabado todas las calamidades, descubren a lo lejos una piara de cerdos, simpáticos animalillos que a lo lejos parecen inofensivos, pero para nuestros protagonistas de la etapa era como atravesar una tribu de caníbales.

D.Pedrito le sugiere a la seño Angus que les cante alguna nana que los adormezca, pero a la seño no le queda capacidad pulmonar para cantar y pedalear, así que opta por espantarlos a timbrazos. Afortunadamente, el timbre de la bicicleta de la seño Angus es un sonido agradable y celestial, pues la seño Angus es una gran defensora del Medio Ambiente y está en contra de la contaminación acústica.

¡Cómo pedalea de rápido! D. Pedrito cierra los ojos y disfruta de una suave brisa, cuando los abre habían llegado a su destino. Tuvieron que finalizar la etapa sin adentrarse en  término municipal de Cazalla de la Sierra, al encontrarse esta localidad confinada.

 

Y llegó el duro momento de la despedida entre risas, recordando todo lo vivido, y lágrimas de emoción. Se despiden una seño Angus exhausta y un D. Pedrito emocionado. “¡Eres mi heroína!” le dedica D. Pedrito mientras la seño Angus traza un bonito retrato que decora las, cada vez más nutridas, páginas de nuestra admirada mascota.

Pero, “¿Qué ven mis ojos? !Si es la seño Mª Jesús! ¿Hoy que hay un claustro extraordinario?” se preguntó nuestro amigo azulado.Su pregunta tuvo rápida respuesta, llegaba el momento del relevo. D. Pedrito volvería a sentirse como en casa al compartir una nueva etapa con otra de sus queridas profesoras.

 

¡GRACIAS, SEÑO ANGUS, POR ESTA DIVERTIDA ETAPA!

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *