SANPEDROCRISOLEANDO ETAPA 44

ETAPA 44:CASERÍO PRADO GIL-PANTANO EL PINTADO. 9 DE MAYO.(JOSÉ VICENTE, ALBERTO Y CARMEN).

Aunque era domingo, José Vicente, Alberto, Carmen y D. Pedrito se levantaron temprano. Consultaron el parte meteorológico y la probabilidad de lluvia era bastante alta. D. Pedrito sabía ,que para sus compañeros de etapa, este pronóstico no era un obstáculo porque saben que “A fuerza de valor” cualquier desafío se supera. Se dirigen hacia El Caserío Prado Gil, bonito lugar fronterizo entre Sevilla y Badajoz.

El viaje en coche fue de lo más entretenido, no hizo falta poner ninguna emisora ya que la seño Carmen se encargó de “radiarle” a nuestra querida mascota lo entusiasmados que están los niños y niñas del cole con el proyecto. Lo mucho que disfrutan viendo a militares, ciclistas, profes y tanta cantidad de personas Sanpedrocrisoleando cada día; transmitiendo valores y conocimientos que van calando con fuerza en nuestro alumnado.

Los 25 kilómetros que les separaban de el Pantano El pintado los realizarían en bicicleta, pero decidieron pasear primero por Prado Gil.

D. Pedrito vuelve a sentir la sana necesidad de subirse a un árbol y anima a la seño Carmen a que suba en uno que es típico de esta dehesa mediterránea. ¿Sabéis cómo se llama?

La seño Carmen le dice a D. Pedrito que deje de andarse por las ramas  y le recomendó que descansara sobre un pastizal de la dehesa lleno de retamas, avena silvestre y flores de lavanda.

En su paseo se ven sorprendidos por ganado vacuno. D. Pedrito quiere acercarse a saludar a las simpáticas vacas que tranquilamente pastan, pero éstas son desconfiadas y se alejan al verlos.

Imposible resistirse a acompañar con palmas el vídeo donde se muestra el frenético ritmo de esta etapa.¡Un espectáculo!

Y llegaron a la presa desde la que se puede ver el embalse del Pintado, es el mayor de los pantanos del Parque Natural Sierra Norte que se sitúa sobre el río Viar (afluente del río Guadalquivir) y nos ofrecen uno de los paisajes más bellos de este espacio natural.

El viento y las nubes empiezan a anunciar lluvia, que incrementará el nivel de agua de este pantano. La lluvia no es un buen aliado de D. Pedrito y agradece que la seño Carmen no haya olvidado su chubasquero. Su color le hace recordar a sus amigos de la UME y le da fuerzas para continuar con la etapa.

Las inclemencias del tiempo no detiene a esta intrépida familia de ciclistas y visitan la ermita de Nuestra Señora del Monte, destino de una romería muy popular a mediados de agosto.

Llegó el fin de la etapa y nuestra mascota no termina de acostumbrarse al momento de la despedida. Aprovecha las gotitas de lluvia para disimular las lágrimas que brotan por su emocionado rostro. D. Pedrito se abraza a su querida seño y le agradece a su marido y a su hijo que le hayan tratado como un miembro más de su familia.

Sin duda, una familia con un gran corazón.

¡MIL GRACIAS POR ESTA ENTRAÑABLE JORNADA!

El relevo se realizó con un militar de lo más servicial. Rafael pertenece a la USBA El Copero (Unidad de Servicio de la Base El Copero).

¡Suerte para la etapa 45!

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *