SANPEDROCRISOLEANDO ETAPA 57

ETAPA 57: MATALASCAÑAS – SANLÚCAR DE BARRAMEDA.

34km. 22 DE MAYO.

( PROFE DAVID Y PROFE CARLOS)

Tras un reparador descanso, nuestro queridísimo aventurero se ha levantado y se ha tomado un saludable desayuno mediterráneo con su tostada, su aceite y su tomate para afrontar la etapa de hoy a tope de energía.

Posteriormente se ha dirigido al paseo marítimo  para esperar a quienes van a ser sus acompañantes en la aventura de hoy, que se inicia en  Matalascañas y culmina en Sanlúcar de Barrameda. 

DonPe no sabe todavía quienes van a compartir camino con él. Lo único que sabe, es que va ha realizar media etapa con uno de ellos y tras un relevo, con la otra persona….¿quiénes serán? Se pregunta DonPe.

 

Al poco, descubre sorprendido quién va a ser su primer compañero de camino… 

¡Pero si es el profe Carlos..! Qué sorpresa más agradable se ha llevado…

Carlos está realizando las “Prácticas de la carrera” en nuestro cole, aunque ya nos conoce de haber estado con nosotros el año pasado también. Así que ya sabe lo que nos gusta en el “C.E.I.P. San Pedro Crisólogo” embarcarnos en este tipo de proyectos tan interesantes, ambiciosos, divertidos y atrevidos. Por lo que no ha querido dejar pasar la oportunidad de ayudar a Don Pedrito en este reto.

Comienza la ruta, 34 km les separan de su destino, pero “a fuerza de valor” todo se consigue.

Tras un buen trecho de camino, DonPe necesita una parada para descansar y beber un poco de agua. Y nada mejor que tumbarse en la arena de la playa para ello.

Prosiguen su camino por la playa.

 

Llega la hora del relevo. Don Pedrito se lleva otra grandísima sorpresa al descubrir a la persona que va a ser su compañero en lo que resta de etapa.. ¿A que sabéis quién es?….Sí, se trata nada más y nada menos que del: ¡¡Prooofeee David!!..¡¡Prooofeee David!!…¡¡Prooofeee David!!… 

Se miran los dos, sonríen y saben que están pensando lo mismo… ¡Vamoooooss!

Durante el camino, con el relajante ruido de fondo de las olas del mar, y la compañía de las gaviotas, Don Pedrito le cuenta a David lo emocionado que está al ver como poco a poco y etapa tras etapa, esta maravillosa aventura se va completando. 

Ya queda poco para alcanzar su destino, pero antes deciden hacer una parada y sentarse a la sombra de una barca que estaba semi-enterrada en la arena.

Tras cruzar en barco la desembocadura del río Guadalquivir llegan a su destino: Sanlúcar de Barrameda. El teléfono móvil del profe David le juega una mala pasada y no pueden inmortalizar el momento de su llegada.

Como todo esfuerzo tiene su recompensa, deciden reponer fuerzas comiendo los productos más famosos de la gastronomía Sanluqueña.

¡Buena etapa y buen provecho!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *